MARIAN Y MAI

Somos las acompañantes de “Las Mañanas de Juego”, actividad principal y motor de la creación de El Camaleón Azul.

Nosotras, amamos a las niñas y los niños, y sentimos desde nuestra verdad más íntima que las criaturas de tan poquita edad ( atendemos entre 1 y 3 años) deben estar en un espacio amoroso, respetuoso, tranquilo, seguro, con estímulos adecuados y sobre todo con una adulta de referencia con la que tenga un vínculo afectivo creado.

Esto último es lo que les permite crecer felices y expandirse por la vida, y es nuestro cometido diario.

Nos presentamos para que nos conozcáis un poco…..

 

MARIAN

 

 

 

Esta bebé que veis en la foto es “la neni” que es como me llamaban en casa. Lo que más me gustaba del mundo era cantar y cantar, y jugar con el agua y la arena, he sido una niña feliz y quiero que El Camaleón azul sea eso, un lugar FELIZ en donde poder reír, jugar, explorar y también enfadarnos, llorar, estar tristes…pero siempre con unos brazos y una cercanía que nos sostengan.

Ahora de adulta me llaman Marian y soy Psicóloga especialista en Intervención Familiar, Musicoterapeuta y Educadora social.
Desde el nacimiento de mis dos hijos toda mi formación se enfocó en la crianza y desembocó en la profesión de Madre de Día. 4 años maravillosos de gran aprendizaje junto a los peques, las familias y mis compañeras de la Asociación “Casas Nido Valencia”.
Mi recorrido profesional y vital da un paso más y nace “El Camaleón Azul”, un espacio donde dar cabida no sólo al acompañamiento de los más pequeños si no también de sus familias, desde el lado más lúdico hasta el más terapéutico.
¡ Os espero !

 

MAI

 

 

 

Mi nombre es Mai, aunque en realidad, en casa, siempre me han llamado Mari. Soy la pequeña de dos hermanos y siempre he tenido el privilegio de la paciencia del hermano mayor.

Me formé en Psicología, trabajé como monitora en casales y escuelas de verano. Fueron mis primeros contactos con el mundo infantil lo que hizo interesarme cada vez más por entender su mundo. Fue entonces cuando decidí estudiar Educación Infantil, y mas adelante formarme en Pedagogía Waldorf.

LLegados a este punto, a veces me planteo, si la elección de esta profesión ha sido mía, o han sido l@s niñ@s l@s que me han conducido a ella.